Saltar al contenido
POEMAS CORTOS

Poemas literarios

marzo 11, 2018

UN POEMA DE CUMPLEAÑOS
Justo después del amanecer, el sol se pone de pie
con su pesada cabeza roja
en un puntal negro de árboles,
esperando a que alguien venga
con su cubo
para la luz blanca espumosa,
y luego un largo día en el pasto.
Yo también paso los días pastando,
festejando en cada momento verde
hasta que la oscuridad llame,
y con los otros
Me alejo en la noche,
balanceando la pequeña campana de estaño
de mi nombre

UNA MUJER
El árbol ha entrado en mis manos,
La savia ha subido a mis brazos,
El árbol ha crecido en mis pechos
Hacia abajo,
Las ramas crecen fuera de mí, como brazos.

Árbol que eres,
Ustedes son violetas con viento sobre ellos.
Un niño – tan alto – tú eres,
Y todo esto es una locura para el mundo.

Mi primer regalo y el último, para ti
Dedico este fascículo de canciones –
La única riqueza que tengo:
Tal como son, para ti.

Digo la verdad con seriedad y digo
Prefiero traer una luz a tus ojos claros,
Hubiera preferido oirte elogiar
Este puñado de canciones

DEDICACIÓN
Que esté todo el mundo duro con un consentimiento,
En un continuo coro de aplausos
Derramado por mí y el mío
El homenaje de la alabanza madura.

Escribo el final aquí contra mi amor,
Este es el último epitafio y tumba de mi amor.
Aquí el camino se bifurca, y yo
Sigue mi camino, lejos de los tuyos.

SUEÑO DIFERIDO
¿Qué le sucede a un sueño diferido?
Se seca
Como una pasa bajo el sol?
O se pudre como un dolor–
Y luego correr?
¿Apesta a carne podrida?
O la corteza y el azúcar sobre–
como un dulce almibarado?
Tal vez solo se cuelga
como una carga pesada.
O explota?

NO PUEDO VIVIR SIN TI
No puedo vivir sin ti,
Sería vida,
Y la vida está por allá
Detrás del estante
El sacristán mantiene la llave,
Poniendo
Nuestra vida, su porcelana,
Como una taza

Descartado del ama de casa,
Pintoresco o roto;
Un nuevo Sevres complace,
Los viejos se rompen.

No podría morir contigo,
Para uno debe esperar
Para cerrar la mirada del otro,
No podrías.

Y yo, ¿podría soportarlo?
Y nos vemos congelar,
Sin mi derecho a la escarcha,
¿El privilegio de la muerte?

Tampoco podría levantarme contigo,
Porque tu cara
Quitaría a Jesús.
Esa nueva gracia

Brillar claro y extraño
En mi ojo nostálgico,
Excepto que tú, que él
Brilló cerca por.